Alimentos recomendados para prevenir la caída del cabello

A todos nos pasa eso de que, cuando el cabello se nos cae más de lo habitual, nos preguntamos si esa pérdida es normal o no. Aunque la pérdida de hasta 150 cabellos diarios puede ser normal en periodos concretos, si sospechamos que nuestra cabellera corre peligro lo mejor es hacer una analítica general de sangre y revisar el cuero cabelludo.

Muchas alopecias, reversibles o no, comienzan con una merma en el grosor de los cabellos antes de la caída en exceso. En cualquier caso, hay toda una serie de alimentos para el cabello que aumentan su brillo y fuerza natural, y alimentos contra la caída del pelo debida a carencias nutricionales o a una mala salud del cuero cabelludo. Estos últimos se suelen tomar como complemento a un tratamiento con vitaminas y/o con oligoelementos si hablamos de estados carenciales, y como refuerzo a un tratamiento tópico en caso de que el problema sea dermatológico.

Por qué se produce la caída del cabello

El cabello tiene un ciclo de vida, tras el cual muere y sale otro en su lugar. Lo mismo sucede con el resto de células de nuestro organismo, con la excepción de algunas células del sistema nervioso, si bien solo lo notamos en los vellos, las uñas y la piel.

Esta renovación natural del cabello suele oscilar entre los 50 y los 100 pelos menos al cabo del día, pudiendo aumentar en otoño y primavera sin que haya ningún problema. Hay gente a quien se le caen más cabellos al día que a otra y no por eso dejan de tener una espesa cabellera.

Pero hay circunstancias en las que el cabello se cae de forma anómala. Las más comunes son estados carenciales, entre los que debemos destacar los distintos tipos de anemia, desequilibrios hormonales, el efecto de la propia testosterona asociado a la edad y problemas en el cuero cabelludo.

Cuando la piel, que es el anclaje natural del cabello se ve muy dañada, el vello de la zona se cae hasta que la piel se recupera. Y el cuero cabelludo es una piel difícil de cuidar porque suele presentar un nivel de lípidos diferente al del rostro o el cuerpo y, sobre todo, porque pocos nos acordamos de cuidarlo a diario.

Quienes padecen de cuero cabelludo muy seco o atópico sí que usan, en ocasiones, productos hidratantes o nutritivos para el cuero cabelludo. También hay quienes usan lociones y tratamientos tópicos para aportar nutrientes al cabello a través del folículo piloso, aunque solo se acuerdan de estos productos ante un peine plagado de cabellos. 

Cómo podemos prevenir su caída

Nos gustaría darte una receta infalible, pero hay alopecias que no se pueden evitar.

La prevención de la caída excesiva del cabello pasa por seguir una alimentación equilibrada, en la que deben incluirse ciertos nutrientes que ayudan a formar y mantener sanas las fibras capilares, junto con el cuidado rutinario del cuero cabelludo. Debemos evitar dermatitis o quemaduras en esta zona, esforzándonos en mantener una buena hidratación y un correcto equilibrio lipídico, evitando el uso de limpiadores muy agresivos, de ciertos tintes y del estrés. En efecto, el estrés puede hacer que el cabello se caiga por sí solo en demasía o que tiremos de él inconscientemente, causando lo que se conoce como alopecia por tracción.

Qué alimentos son buenos para el pelo

Ahora que hemos hecho un repaso sobre por qué se nos puede caer el cabello, vamos a ver qué alimentos son buenos para el pelo, para que nazca y crezca sano, y qué alimentos para la caída del pelo hemos de consumir si se muestra de repente frágil o quebradizo.

Proteínas y lípidos

En el primer grupo se encuentran las proteínas de buena calidad, que aporten todos los aminoácidos esenciales para que no falten ingredientes a la hora de formar nuevos cabellos o de que los que ya existen continúen creciendo hasta que termine su ciclo vital, y lípidos para que las glándulas sebáceas situadas al lado de cada folículo puedan hacer su trabajo y segregar la única defensa natural del cabello frente a las inclemencias meteorológicas y la pérdida de las moléculas de agua retenidas entre las fibras de queratina.

Además, proteínas y lípidos son esenciales para la salud del cuero cabelludo, y debemos destacar un tipo de lípidos en especial: los ácidos grasos esenciales omega 3. Las mejores fuentes naturales de estos ácidos grasos son los pescados azules como el salmón, el atún o las sardinas, aunque también se puede encontrar en frutos secos como las nueces y en algunas semillas oleaginosas como son las semillas de cáñamo.

En cuanto a las proteínas, se habla de proteínas de calidad para referirse a las que aportan todos los aminoácidos esenciales. Esto se puede conseguir con fuentes de proteína de origen animal (carne o pescado) o con combinaciones específicas de fuentes de proteínas de origen vegetal combinadas en una misma ingesta, entre las que destaca el combo legumbres más cereales.

A continuación pasamos a enumerar alimentos específicos que aportan alguna proteína u oligoelemento vital para la salud del cabello. Son los alimentos del segundo grupo, los que debes vigilar que aparezcan con frecuencia en tu dieta si el peine comienza a llenarse con demasiada rapidez de cabellos muertos desde la raíz:

Carnes rojas

Fuentes naturales de hierro, proteínas y vitaminas del grupo B. Antianémicos naturales, capaces de controlar casos leves de anemia causados por una menstruación abundante o por ser donante de sangre.

Moluscos bivalvos

Mucho más ricos en hierro que las carnes rojas y con proteínas de la misma calidad, su aporte en vitaminas del grupo B es un poco menos completo.

Legumbres

Reservorio natural de hierro y de vitaminas del grupo B para los veganos, con una excepción: las legumbres no aportan vitamina B12 y si eres veggie tendrás que tomar un suplemento de esta vitamina ya no por tu pelo, sino por tu salud a largo plazo.

Cítricos

El hierro no se asimila sin la vitamina C, por lo que tus comidas ricas en hierro deben acompañarse de un chorrito de zumo de limón o de un par de piezas de fruta rica en esta vitamina. También sirven los kiwis y las fresas.

Huevos

Fuente natural de vitaminas del grupo B, incluyendo la B12 y la famosa biotina

Pipas de calabaza

Aportan zinc, un oligoelemento del que no se suele tener falta pero, de ser así se manifiesta con caída abundante del cabello.

Frutos secos

Los frutos secos, en general, aportan vitamina E, antioxidante y también importante para combatir la piel muy seca y nutrir el cabello.

Carotenoides

Vitamina A y moléculas relacionadas de acción antioxidante, sean interconvertibles o no en retinol en el organismo. Pimientos, zanahorias, yema de huevo, gambas y, en general, todos los vegetales de color rojizo o anaranjado.

Complementos para dar fortaleza a tu cabello

Es evidente que hay casos en los que la correcta alimentación no basta para cubrir las demandas del organismo. La causa suele ser un problema de mala absorción general o selectiva a nivel intestinal, aunque en los casos de anemia hay muchos otros motivos.

En estos casos, se debe suplementar de forma artificial el nutriente o los nutrientes que no logramos aportar con la dieta. También se puede apoyar el proceso con la aplicación de soluciones tópicas en el cuero cabelludo, que se aplican con un masaje con las yemas de los dedos para facilitar su difusión a través del orificio del folículo. El sérum RC Hair de Riscell se aplica de la misma forma; es un producto multifunción con el que no hay que andar usando mil productos a diferentes horas o en días alternos.


Añadir al carrito 

En resumen, el cabello se cae porque es algo natural, tiene un ciclo de vida limitado. Pero cuando hablamos de una pérdida capilar anómala, puede haber varias causas. Algunas de ellas se corrigen con una buena alimentación y el cuidado del cuero cabelludo y, en todo caso, estos dos métodos ayudan a fortalecer el cabello que no se caiga por la causa que sea, simulando que tenemos una densidad capilar mayor.

Deja un comentario

Item added to cart.
0 items - 0,00