Caída del cabello por quimioterapia

Caída del cabello por quimioterapia

Sin duda, cuando nos informan que vamos a iniciar un tratamiento contra el cáncer, la noticia es terrible y dolorosa. Y si además no anuncian que puede conllevar la caída del cabello por quimioterapia y que podemos perder el pelo casi en su totalidad, nos encontramos con una frontera psicológica difícil de admitir, aunque por supuesto, nada comparable a la patología con la que nos enfrentamos.

¿Cuánto tarda en caerse el pelo?

La caída del cabello por quimioterapia no siempre se produce, ya que eso depende de la combinación de fármacos, pero en general la caída de cabello se inicia a las 2 ó 3 semanas de iniciar el primer ciclo.

Sin embargo, los porcentajes de éxito con los nuevos tratamientos citostáticos y las nuevas técnicas de radioterapia son cada vez mayores. Actualmente la medicina oncológica avanza a pasos agigantados con nuevos tratamientos.

Ello no impide que al iniciar el tratamiento, si nos anuncian que puede producirse la caída del cabello por quimioterapia, nos preocupemos y queramos recuperar nuestra imagen y nuestro cabello tan pronto como sea posible. Ya sabemos que la pérdida de cabello en estos casos, no se limita solamente al cuero cabelludo, sino que también se puede extender a cejas, pestañas, axilas, vello púbico.

Nuestra autoestima puede verse dañada, a veces incluso es recomendable el consejo y el apoyo de un especialista.

¿Que puedo hacer durante la caída del cabello por quimioterapia?

Durante el tratamiento, existen muchas soluciones y consejos para conservar nuestra imagen, ya sea mediante pelucas, turbantes o pañuelos oncológicos, existen muchas páginas web especializadas que te podrán aconsejar lo mejor para tu imagen durante esos momentos tan difíciles.

Pero lo positivo de esa terrible experiencia es que al cabo de 2-4 meses de haber terminado el tratamiento con quimioterapia, sabemos que nuestro pelo perdido y debilitado por tanta agresión medicamentosa volverá a crecer, al principio de forma tímida y muy débil. Pero tampoco te tienes que preocupar si observas un cambio. Es posible que si antes tu pelo era liso y suave, ahora puede crecer más encrespado u ondulado, o al revés. En ocasiones también puede haber cambios de tonalidad, o de brillo al principio.

Las cejas, que habitualmente se pierden más tarde que el pelo, pueden tardar un poco más de tiempo en volver a crecer, pero debemos tener paciencia.

¿Cómo puedo recuperar el cabello de nuevo?

Nuestro consejo Riscell, y siempre que tu facultativo no lo desaconseje, es que dejes reposar tu cuero cabelludo durante unos días después del tratamiento, lavándolo con productos muy poco agresivos y suaves e hidratándolo con cremas y champús neutros, no olvides que tu piel sigue aún muy sensible por el tratamiento, tu cuero cabelludo puede estar más seco, incluso con sensación de picor.

Después de esos días de reposo tras la última dosis de quimioterapia, ya podrías comenzar a tratar tu cuero cabelludo y tus cejas con los cosméticos Riscell RC Hair.

Los componentes de nuestra línea cosmética regeneradora que estimulan tus factores de crecimiento, van a potenciar la actividad de tus bulbos pilosos, tan debilitados y agredidos durante la quimioterapia.

Sin duda, tu cabello se revitalizará más rápidamente y crecerá más deprisa gracias a la enorme capacidad de los factores de crecimiento de origen vegetal y que mimetizan a los de origen humano para regenerar y fortalecer nuestra dermis, y los folículos pilosos.

Recomendamos una aplicación diaria durante al menos tres meses.

Es también muy importante ir cuidando la alimentación según el consejo de nuestro médico, enriquecer nuestra dieta mediante los suplementos vitamínicos y minerales que nos vayan aconsejando, para ir poco a poco recuperando nuestra calidad de vida.

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito