Growth Factors Human-Like

Growth Factors Human-Like

El uso de factores de crecimiento (GF) procedentes de buffy-coat (capa leucoplaquetar) humano han revolucionado el tratamiento “in situ” de determinadas patologías que hasta, su introducción, se veían relegadas a otras alternativas terapéuticas poco resolutivas y de resultado, con carácter general, incierto.

Desde los primeros trabajos, hace casi 25 años, del Dr. Eduardo Anitua, pionero en técnicas de regeneración tisular (PRGF-Endoret-plasma rico en factores de crecimiento-) las cosas han evolucionado y, en la actualidad, son muchas las patologías que se han visto beneficiadas por el uso de los GF. De su aportación a la Medicina Española se han visto beneficiados numerosos pacientes anónimos pero también deportistas como Rafa Nadal, jugadores del Athletic de Bilbao incluso hasta el mismísimo Rey Juan Carlos I. El uso diario de este tipo de alternativa terapéutica se constituye en un sector en crecimiento de ilimitadas posibilidades y la crisis acaecida en el mundo occidental, en 2006, lo convierte en una oportunidad de negocio.

Con el paso del tiempo son numerosas las aplicaciones que el uso de factores de crecimiento procedentes de buffy-coat plaquetar se han visto beneficiadas. Entre otras cabria citar: medicina estética para lipofiling facial en ritidectomia (Serra Renom, JM2006); cirugía plástica (Montón Echevarría, J2007); úlceras en pacientes diabéticos (Escoto Sánchez, JM 2001); reconstrucción del ligamento cruzado anterior (Radice, F.2008); medicina regenerativa (Tapia, A2011); recurrencia de fistulas naso-palatinas (Barragan, K2011);  terapia genética en cirugía ortopédica y traumatología (Albarova, G2003); periodontologia clínica e implantologia odontológica (Lindhe, J2009).

Al margen de lo anterior hay que resaltar los usos cosmetológicos/cosméticos/estéticos/de imagen que se han encontrado con la aplicación de los GF: (1) contra la caída del cabello y la alopecia; (2) blanqueamiento de manchas faciales y de otras zonas (areola mamaria y otros tejidos); (3) los GF como anti-edad; reparación celular, dermatitis, …

Hasta aquí hemos venido hablando de GF procedentes de capa leucoplaquetar autóloga y por lo tanto sometida a la regulación que establece el Real Decreto 1088/2005 que en su capitulo V (articulo, 21) establece los requisitos de la donación autóloga y autotransfusión (el donante y el receptor son la misma persona). En este sentido se recoge (articulo 22) la información que se ha de facilitar a los donantes de sangre o componentes autólogos (especificada en los apartados 2, 5 y 10 del anexo I.A) del citado RD. Asimismo, el articulo, 23, recoge los criterios de exclusión para donaciones autólogas (apartados C.1 y C.2 del anexo II). Por último y en este mismo RD el anexo III señala los requisitos de verificación para las donaciones de sangre total, donaciones por aféresis y autodonación.

De lo relatado hasta ahora se desprende que el uso clínico de los GF no es más que un procedimiento de autotransfusión que debe ser regulado con arreglo a la materia legal existente; en este caso concreto el Real Decreto 1088/2005 de 16 de septiembre y publicado en el BOE de 20 de septiembre de ese año.

A tenor de lo anterior la siguiente cuestión: ¿podríamos encontrar GF-human like que, procedentes de plantas, nos dieran los mismos resultados sin el control analítico previo que suponen los procedimientos de autotransfusión?.

Parece ser que la biotecnología, lo ha conseguido; al menos, en una primera fase, como regenerador capilar. Riscell con su producto RC Hair Growth Factor  abre unas expectativas en la rehabilitación del folículo capilar hasta hace muy poco limitadas a fármacos, de prescripción clínica, como el Minoxidil o el Finasteride.

El producto cosmético producido a base de innovadores principios activos como resultado de procedimientos de bioingeniería de plantas combinando en su formulación dos factores de crecimiento complementarios entre ambos (Folistatina y VEGF). Dichos elementos se microencapsulan con la finalidad de aumentar y mejorar la penetración del producto en el lecho capilar. El producto ha sido probado con eficiencia, tanto en mujeres como en hombres, y su mecanismo de acción no es hormono-dependiente.

Diferentes publicaciones científicas en la materia (McDowell, M2008; Wankell, M2001; Ralf Paus, M1999; Blanpain, C2004; Tumbar, T2004; Nakamura, M2003 y Ferrara, N1999) apoyan decididamente el hecho que RC Hair Growth Factor contiene principios activos que impiden la caída del cabello y favorecen la proliferación y el mantenimiento de nuevos folículos. Además proporciona eficiencia y rápida consecución de resultados debido a que al poseer una estructura similar a la proteína humana (GF-Human-Like) actúa específicamente y con gran afinidad por los receptores celulares, consiguiendo, de este modo, excelentes resultados.

Pienso que, con este innovador producto, Riscell abre un nuevo panorama que redundará en beneficio de tanto hombres como mujeres que sufren, por diversos motivos, caída de cabello.

Por último señalar que quedo a la espera de nuevos productos (GF anti-edad, GF-blanqueantes) que sin duda redundaran y, sobre todo, revolucionaran el mundo cosmético actual. Sin olvidar que, en la actualidad, los hombres también somos unos excelentes usuarios del mundo cosmético.

Roberto J. Roig

Jefe de Servicio

Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito