Lucir una piel perfecta ha sido uno de los reclamos publicitarios de los productos de cuidado facial de mujer y, de unos años a esta parte, también lo vemos en anuncios de cosmética masculina. Pero, ¿qué se entiende por una piel perfecta y cómo podemos aspirar a ella?

Pasos para lograr una piel perfecta en nuestro rostro

Cuando hablamos de piel perfecta solemos referirnos al cutis. De manera general, una piel perfecta es una piel sana, lisa y que no muestra una edad superior a la que le corresponde por el envejecimiento biológico.

Si pensamos en el cutis, en occidente se entiende por una piel perfecta un cutis de cristal, es decir, una piel sana, hidratada, sin granos ni puntos negros y sin arrugas marcadas, con una superficie que pareciera la de un vidrio soplado.

La piel perfecta se consigue evitando excesos demoledores como el tabaco y la exposición solar sin una buena protección solar, y con una rutina de cuidado facial diario.

En el caso de los hombres, el cutis es más graso y grueso, pero el cuidado facial que necesitan adoptar para lucir un cutis perfecto se compone de los mismos pasos que los cuidados faciales de la mujer, usando algunos productos específicos o, mucho mejor, productos unisex formulados para adaptarse a varios tipos de pieles, aunque después se complementen con un cosmético o dos personalizado.

Veamos la rutina más simple pero efectiva para lucir un cutis liso y suave, sea cual sea el tono natural de tu piel.

Limpieza facial

Una buena limpieza facial es aquella que elimina el maquillaje si lo hubiera y la suciedad en general, desde el exceso de sebo hasta los restos de contaminación ambiental. La limpieza facial es un paso ineludible que todas las pieles deben repetir al menos por las noches, siendo recomendable también en las mañanas.

Una buena limpieza no es una limpieza agresiva, que deje la piel tirante o molesta. Al contrario, la sensación tras la limpieza facial debe ser agradable. Para lograr esto, existen en el mercado infinidad de limpiadores más o menos efectivos arrastrando el sebo y la suciedad, desde las aguas micelares y las mezclas no jabonosas que usan las personas con piel atópica hasta jabones de tratamiento para pieles grasas y con acné. También hay emulsiones limpiadoras, productos de base oleosa o mezclas de aceites, incluso preparados a base de arcillas y plantas desecadas.

Como norma general, los productos como las aguas micelares o los «todo en uno», en limpieza, sirven para salir del apuro. Lo más habitual es que la limpieza facial se base en el uso diario de unos productos, y se potencie unas pocas veces al mes con una limpieza más profunda, que puedes realizar en casa si lo deseas.

Cuidado facial para todo el rostro

Una vez limpia y sin haber sido agredida, la piel está preparada para recibir su alimento. Es el momento de los sérums y las cremas, o de los sérums y los aceites vegetales enriquecidos con aceites esenciales.

Todo sérum debe ser una emulsión de rápida absorción, para poder aplicar al cabo de un par de minutos la crema y, tras ella, el filtro de protección solar.

Mucha gente cree que la estrella del cuidado facial para el rostro es la crema cuando lo más importante es el sérum. Los sérums aportan principios activos cosméticos en elevada concentración y con una fórmula que penetra en la piel con facilidad, por lo que se aprovechan mucho mejor que la mayoría de las cremas hidratantes o nutritivas.

Puedes usar el sérum por la mañana, si es hidratante, o por la noche si su acción se enfoca en la regeneración de la piel o si contiene determinados principios activos fotosensibles.

Para la mañana, te recomendamos RC Skin Growth Factor Antiaging Serum por su elevado poder hidratante y su excelente tolerancia. Si te maquillas, no experimentarás una merma en el tiempo que tu maquillaje permanece intacto.

Para la noche, desde Riscell te aconsejamos RC Skin Growth Factor Xtreme Regenerative Serum, que sigue teniendo una textura ligera aunque, por su formulación, se aprovecha mucho mejor si se aplica antes de irse a dormir. Ambos sérums son productos unisex y adecuados a todo tipo de piel

Si hablamos de cremas o emulsiones para ser aplicadas tras el sérum facial, ¿qué podemos decir si hemos apostado por una única fórmula apta para el día y para la noche, para hombres y mujeres y para todo tipo de piel? RC Skin Growth Factor Hydrating Boost nos produce tanto orgullo como para no ver la necesidad de ofrecer otras opciones a nuestros clientes. Si tu piel es muy seca, puedes aplicarte dos o tres gotas de un buen aceite vegetal adaptado a tu cutis justo antes de nuestra crema, aunque si tu problema es la falta de hidratación, con el sérum con ácido hialurónico y factores de crecimiento y esta crema hidratante y nutritiva a la vez vas a volver a tener un cutis perfecto en unas pocas semanas.

¿Quieres pasar al siguiente paso? Si tu respuesta es sí, te falta experiencia en el mundo del cuidado facial. Los ojos forman parte del rostro y la piel de los párpados junto con la piel que los rodea es especial, mucho más fina y delicada. Requiere, por tanto, de formulaciones ligeras que deben asegurar la inocuidad en el hipotético caso de que algo de ellas entrara en un ojo. En Riscell hemos hecho lo mismo que con la crema de día y de noche pensando en el contorno de los ojos: un único producto para todo el mundo, que en este caso no vas a necesitar reforzar aunque tu contorno de ojos sea seco. Nos referimos a la RC Skin Eyecontour Cream. También es unisex.

Cuidado facial para zonas concretas

¿Qué otra zona forma parte del rostro y requiere de productos específicos? Los labios.

De manera general, necesitas hidratarlos y nutrirlos, pero también aportarles un filtro solar IPS 15 como mínimo. El problema que te puedes encontrar con los labios es que la mayoría de la gente tiene unas necesidades concretas, pero hay personas con tendencia a que sus labios se agrieten, llegando a sangrar. Si es tu caso, necesitas fórmulas mucho más nutritivas y aplicarte el producto cada poco tiempo, en cuanto notes que tu piel lo pide. Por supuesto, los labiales de maquillaje fijo están prohibidos en tu caso: todos resecan, unos más y otros menos.

Si fumas o pasas de los 40, necesitas mimar la piel del contorno de labios para evitar que aparezca el temido código de barras. ¿Te contamos un secreto? Los productos formulados para el contorno de los ojos son perfectos para cuidar el contorno de los labios.

 

Hay etapas en la vida, como es la adolescencia, en las que lucir una piel perfecta en el rostro es complicado, aunque no imposible. Pero la adolescencia pasa y la piel entra en una fase en la que su salud y su aspecto dependen de que evites castigarla con productos inadecuados o largas exposiciones solares, de no fumar, de una alimentación equilibrada y rica en antioxidantes y, como no, de una buena rutina facial.

Una rutina facial puede ser excelente y constar de pocos pasos. Todo depende de qué productos elijas. Hoy te hemos contado cómo llevar una rutina facial sencilla pero efectiva, con pocos productos cosméticos y pocos pasos pero lo suficientemente eficaz como para que puedas lucir una piel perfecta, seas hombre o mujer.

Autor Riscell

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *