Por qué salen bolsas en los ojos y cómo eliminarlas

Por qué salen bolsas en los ojos y cómo eliminarlas

Ya sea por cansancio o por genética, las ojeras y bolsas debajo de los ojos acentúan y enfatizan un aspecto cansado en nuestro rostro. Hay ciertos factores externos que podemos controlar para reducirlas o en muchos casos, eliminarlas. En el siguiente artículo te contamos todos nuestros consejos para prevenir la aparición de estos signos.

Cómo aparecen las ojeras y bolsas

La principal razón que hace que las ojeras aparezcan es la falta de sueño prolongada en el tiempo junto con cansancio tanto físico como mental. Estas situaciones propician que los vasos sanguíneos de dicha zona se dilaten y oscurezcan su color. La piel del contorno de los ojos es cuatro veces más fina que la del resto de la cara, por lo que se transparenta con gran facilidad el color azulado o amoratado de las venas.

La falta de hierro o anemia, la ansiedad, problemas de circulación, retención de líquidos o incluso factores genéticos hacen que las ojeras aparezcan pese a que nuestro descanso sea pleno.

Tipos de ojeras y bolsas

Identificar qué provoca tus ojeras puede ayudarte de gran manera a paliar su aparición:

Por cansancio. Si se combinan varios factores como el estrés, el cansancio prolongado o la falta de sueño es fácil que aparezca este tipo de ojeras. El resultado es muy marcado, pero puede llegar a desaparecer si retomamos un conjunto de buenos hábitos como ejercicio, buena alimentación o descanso.

Hereditarias. Aparecen en personas que concentran mayor cantidad de pigmento en la zona debido a factores genéticos. Son casos que se tratan con mayor complejidad, llegando a necesitar en variedad de ocasiones cirugía o ácido hialurónico.

Causadas por alergias. La exposición a algún alérgeno puede producir la congestión de los vasos sanguíneos de alrededor de los ojos. Para tratarlas hay que curar primero la alergia o enfermedad que las produce.

Cómo evitar las ojeras

Pese a que el factor genético es el que más peso tiene en la aparición de ojeras y bolsas en los ojos, en cierta medida podemos evitar la aparición de las mismas con unos sencillos trucos.

  • Vigila lo que comes. Como ya hemos mencionado antes, la anemia o falta de hierro propicia la inflamación de las ojeras, por ello debemos consumir ciertos alimentos que nos ayuden a volver a tener los niveles férricos recomendables. Las carnes rojas, verduras de hoja, cítricos y yemas de huevo no deben faltar en nuestra dieta antiojeras.
  • Duerme boca arriba. Esta postura corporal a la hora de dormir propicia que la sangre circule mejor y que no se inflamen tanto los vasos sanguíneos del contorno de ojos.
  • Bebe agua en abundancia. Una correcta alimentación y beber mucha agua siempre van de la mano, y es que no hay nada que nos haga mejor que sentirnos hidratados. En el caso de las ojeras no sólo nos va a ayudar en eso, sino que también favorece a la coagulación.

Disimular las ojeras con un aspecto natural

Ya has aplicado todos estos consejos para intentar que no aparezca ese color oscuro debajo de tus ojos, pero no te ha funcionado… ¿ahora qué? Sabemos que en muchas ocasiones la genética gana a los trucos y por ello vamos a enseñarte cómo esconder las ojeras y bolsas de tus ojos sin ningún problema.

Un poco de frío para deshinchar

La aplicación de compresas heladas o de gafas de gel efecto frío ayuda a descongestionar la zona y baja la hinchazón que se produce por las mañanas. También puedes recurrir al truco de introducir en el congelador dos cucharas la noche anterior y ponértelas en la zona del contorno de ojos para conseguir el mismo efecto.

Infusiones de manzanilla para calmar la zona

Entre las propiedades de la manzanilla no solo se encuentra calmar los ardores de estómago y problemas intestinales, sino que también ayudar a calmar y desinflamar la zona de la ojera. Prepara una infusión de dicha planta y cuando enfríe, moja dos discos de algodón que tendrás que colocar en tus bolsas y ojeras durante 15 minutos.

Aceite de almendras para hidratar

Como ya hemos mencionado anteriormente, mantener hidratada la zona ayuda a mejorar la circulación de la sangre por los vasos sanguíneos. El aceite de almendras no solo ayuda a eso, sino que además sus propiedades y vitaminas A, B y E cuidan la piel del contorno de ojos y retrasan la aparición de las patas de gallo. La aplicación ha de realizarse cada noche antes de irnos a dormir, masajeando una gota con la yema de los dedos y aplicando en la zona.

Rodajas de pepino… ¡todo un clásico!

Si por algo es conocido el pepino es por sus capacidades hidratantes y antiinflamatorias, además de ser el remedio más famoso contra la aparición de ojeras y bolsas. Mete el pepino un rato en el congelador y, tras lavarlo y cortarlo en rodajas, pósalas sobre tus ojos alrededor de 15 minutos. Recuerda ir cambiándolas a medida que se vayan calentando.

Los mejores trucos de los maquilladores

El maquillaje y los productos de cuidado facial son nuestros mejores aliados para disimular la zona después de realizar todos estos trucos anteriores. Es muy importante preparar la piel de la zona antes de maquillar para darle su toque de hidratación necesario. El contorno de ojos es el producto estrella para este fin, e incluso se recomienda su uso aunque después no vayamos a recurrir al maquillaje, tanto en hombres como mujeres. Puedes aplicar una gota en las yemas de tus dedos y, tras calentar con ellas el producto, masajear la zona con él. En concreto, nosotros recomendamos el RC Skin Growth Factor Eye Contour Cream de Riscell, respetuoso con la piel y el medio ambiente y perfecto para hidratar tu ojera.

Tras la aplicación del contorno de ojos es el turno del corrector de ojeras. Dependiendo de tu tipo de piel puedes utilizar uno con un acabado más jugoso o mate, y si tu ojera es muy marcada debes optar por uno con alta cobertura. Pero, si lo que más destaca de tu ojera es su color oscuro, debes utilizar antes un precorrector del color contrario al de la ojera en la rueda cromática. Es decir, si el color de tu ojera es morado, el color contrario es amarillo, por lo que debes optar por un precorrector de dicho color. En cambio, si tira más al azulado, tu precorrector debe ser naranja o salmón.

Puedes aplicar tu corrector de ojeras con esponja, brocha o calentándolo con las yemas de las manos, pero has de tener cuidado en no usar demasiada cantidad o el efecto será muy sobrecargado y pastoso.

Tratamientos con ácido hialurónico

En el peor de los casos, ni siquiera el maquillaje te ayuda a disimular las bolsas y ojeras. Un tratamiento que se ha puesto de moda estos últimos años es el relleno con ácido hialurónico, que mediante inyecciones en la zona, evita que la ojera no tenga capacidad higroscópica, es decir, que no absorba el agua y se mantenga hidratada.

Como ves, hay innumerables formas de evitar llevar esas incómodas bolsas u ojeras haciéndonos parecer cansados y fatigados. Aplicar estos consejos en nuestro día a día puede ayudarnos a corto plazo a disimularlas y luchar en parte contra la genética.

Productos cosméticos con factores de crecimiento

Entre los productos cosméticos con factores de crecimiento, destaca nuestro producto para el contorno de los ojos RC Skin Growth Factor Eye Contour. Este producto incluye dos factores de crecimiento, EGF e IGF-1, la acción conjunta de ambos ayuda a paliar los signos de la edad en la zona exterior de la piel del contorno de los ojos y a reducir las bolsas en la parte interna gracias a su efecto bomba.

 

Deja un comentario

Cerrar menú
×

Carrito